Para elaborar té verde se tienen que someter las hojas a un proceso de secado rápido, para evitar la acción de las enzimas que daría lugar a la fermentación de la hoja.

El té verde no es más que la hoja de té secada. Originalmente en China el secado se hacia tostando la hoja en grandes sartenes de hierro, método que todavía se utiliza y que confiere a las hojas un sabor dulzon y ligeramente tostado. En Japón el proceso de secado se realiza vaporizando el té.

El té verde conserva en su estado mas puro las vitaminas y propiedades de la planta ya que no esta fermentado y no se producen cambios en su composición química.

 
Inicio | Quiénes Somos | La historia del té | Carta de Tés | Rooibos | Infusiones
© 2009 Hispanaweb.com